Posteado por: Miguel A.F.M. | octubre 25, 2008

El perro y la ostra

U perro acostumbrado a comer huevos, al ver a una ostra, no se lo pensó dos veces; creyendo que era un huevo, abrió la boca y se la tragó de un solo bocado.

Por la noche, con un dolor espantoso en el estómago, se dijo:

- Bien merecido lo tengo po creer que todo lo redondo son huevos.

MORALEJA: Reflexiona antes de actuar para no llevarte sorpresas desagradables.

About these ads

Responses

  1. nunca debes dejar nada tirado porque se lo tragan


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: